domingo, 20 de septiembre de 2009

La Administradora del C. C. Agropecuario se apropió de pozo de agua

Cansados de los abusos de la asociación que se autoerigió como administradora del centro comercial agropecuario y ante la nula respuesta obtenida del ayuntamiento al que pagan impuestos, miembros de la asociación de condóminos del agropecuario se manifestaron el mediodía de ayer y pidieron que el gobernador del estado intervenga para recuperar sus derechos.
El secretario del grupo y ex líder del barzón, Artemio Aguilar Jiménez acusó ante los medios que desde hace años y de manera irregular, un grupo de locatarios del centro de abastos conformó una asociación civil que desde su inicio realizó desfalcos hasta por seis millones de pesos y que, a pesar de haber cambiado de dirigencia, sigue siendo una mafia.
Aguilar Ramírez afirmó que la Asociación Administradora del Centro Comercial Agropecuario, A.C. al frente del contador José Luis Carrillo Cruz, se ha atribuido la facultad de definir los horarios de entrada y salida de los camiones que surten a los comercios al imponer las rejas que los rodean, así como de otras decisiones que corresponden a los condóminos.
También, dijo, se adueñó de la concesión del pozo abastecedor de agua que pertenecía a los condóminos, impidiendo el acceso de éstos al expediente de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y bloqueando con pipas, grúas y otros vehículos particulares –que incluso no pertenecen a ningún comerciante del agropecuario- la entrada a los propietarios de las bodegas que traen el líquido en tambos para cubrir las necesidades de sus negocios.
El líder de los condóminos añadió que, por los elevados costos de las rentas de bodegas (hasta 15 mil pesos al mes), muchos comerciantes se han visto obligados a vender desde sus camiones, lo que entorpece la entrada y circulación de vehículos de proveedores y clientes.
Ante esto, “la administradora” ha comenzado a cobrarles una cuota diaria que va de 20 hasta más de mil pesos, según el espacio y ha extendido este presunto cacicazgo a los tianguistas, entre los que se encuentran vendedores de mercancía pirata; lo anterior, aunado a que dichos cobros los hace con un talonario foliado hasta el número 1000, pero también con otros que no tienen folio, quedándose con el dinero que ingresa a través de este medio.
Artemio Aguilar acusó que la organización tiene comprados a los vigilantes del centro comercial y que las casetas que recién se instalaron en las entradas pretenden incluso cobrar la entrada de las personas que vayan a consumir, con lo que se ahonda la baja en las ventas que atribuyó a que la clase media prefiere comprar en un lugar donde puedan estacionarse y circular fluidamente.
Incluso en la actualidad, cobran hasta 350 pesos por llevarse con grúa los vehículos particulares y de locatarios, los cuales serían llevados a un terreno de Carrillo Cruz y no al corralón, cobrando por su salida otra cuota “voluntaria”. Calculó que por esto, la asociación se allega unos 100 mil pesos al mes.
Igualmente, aunque los condóminos sean dueños de las bodegas, paguen los servicios que necesitan y los impuestos ante municipio, continúan pagando mil 300 pesos mensuales por servicios que no se les prestan, teniendo con la administradora una deuda tan impagable como inexistente.
Aguilar Jiménez y otros miembros de la asociación presentes al momento de la entrevista aclararon que solicitan intervención del ejecutivo porque cuando al inicio de la administración municipal acudieron a la dirección de mercados, esas autoridades expresaron que no intervendrían porque era un régimen de condominio.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada